Pavo trufado

Pavo trufadoPavo trufado

El pavo es un ave tradicionalmente muy consumida en Navidad. La forma clásica de elaborarlo es entero y asado, pero admite otras muchas presentaciones.

En esta lección hemos optado por enseñarte otra forma de cocinar el pavo: trufado y relleno. Con esta receta obtendrás un plato ideal para presentar en la mesa navideña o en la cena de Noche vieja para despedir el año.

Qué necesitas

Ingredientes

  • 1 kg de pechuga de pavo
  • 750 gr de lomo de cerdo
  • 1 trufa negra
  • 2 huevos
  • 30 ml de Jerez seco
  • 200 gr de miga de pan
  • ½ litro de leche
  • 100 gr de jamón serrano
  • 100 gr de tocino
  • Piel de pavo Para el fondo de carne:
  • Tocino Huesos de ternera con tuétano
  • Restos del pavo
  • Zanahoria
  • Nabo Cebolla
  • Puerro

Para la naranja de gelatina:

  • 4 naranjas
  • 10 gr de hojas de gelatina

Utensilios para el Pavo trufado

  • Olla (con tapa)
  • Gasa esterilizada
  • Tijeras Hilo de bridar
  • Boles Espumadera
  • Cuchara sopera

Preparación del Pavo trufado

  • En un bol preparamos la farsa, mezclando el lomo de cerdo y la carne picada del pavo, la miga de pan bañada en leche, los huevos batidos y por ultimo el vino jerez
  • Salpimentamos y trabajamos hasta que sea una masa homogénea.
  • Extendemos la piel del pavo y colocamos la farsa encima, agregamos la trufa rallada y alternamos los bastones de tocino y de jamón serrano.
  • Enrollamos la piel y cosemos dando forma de rulo.
  • Reforzamos envolviendo este rulo con gasa esterilizada y dejamos reposar en frío 24 horas.
  • En una olla colocamos el pavo y cubrimos de agua, agregando los ingredientes del fondo de carne. Además, añadimos la piel de la trufa, y dejamos en cocción siguiendo la proporción de 45 minutos de cocción por cada kilo de carne.
  • Voltear la carne a la mitad de la cocción
  • Una vez hecha la carne, sacamos, y dejamos que se enfríe en nevera dentro de un recipiente con un peso que sirva de prensa.Cuando esté frío, fileteamos y retiramos los hilos.

Sírvase al gusto.

  • Con huevo hilado, por ejemplo y con naranja gelatinizada
  • Partimos las naranjas por la mitad y sacamos la pulpa con una cuchara, reservando las cáscaras.
  • Hervimos el zumo de naranja con la gelatina hasta que se deshaga y rellenamos las cáscaras con el zumo gelatinizado.
  • Dejamos enfriar hasta que coja consistencia.